sábado, marzo 22, 2008

Cambiando la manera de ver el mundo.



Cambiando mi manera de ver lo que hay en el.



Creo que solo cuando se viaja se puede recuperar esa etapa de La infancia donde nos
impresiona todo lo que está a nuestro a alrededor. Para los que no lo saben tengo un sobrino llamado Santiago Capillo, el es mi persona favorita en todo el mundo, por más que tratara de explicarle todo lo que lo quiero no sería capaz de ponerlo en palabras, y él no sería capaz de entenderlo, pero al mismo tiempo eso mismo me ayuda a entender todo lo que me quieren mis padres y mis hermanas me quieren.



Cuando Santi era un bebe pero ya estaba despertando en el lenguaje recuerdo cuanto lo impresionaban ver las plantas que la gente coloca a la salida de los apartamentos (Tío una mata, una mata), le impresionaba ver las nubes y los pájaros, se impresionaba por las cosas más sencillas y comunes, recuerdo que se impresionaba con la lavadora de mi casa, le encantaba que lo llevaran a ver la lavadora trabajar, ahora prefiere jugar play obviamente.




Cuando camino por las calles de Sao Paulo, me impresiona todo, durante todo el tiempo, me impresiona la forma de las calles, la gente que camina en ellas, me impresiona la arquitectura los barrios, lo olores jajaj Le quiero tomar foto a todas las cosas. Me impresiona que hay tantas luces en la ciudad que acá el cielo no se pone negro en la noche como lo hace en Medellín solo oscureces hasta una combinación de gris y azul, no he vuelto a ver las estrellas hace rato.



Hay niños pequeños que viajan solo en el bus mucho más seguros de saber para donde van o como moverse que yo jajajaj, me impresiona que hay muchos parques muy verdes, y más aun, que hay personas que hacen que el tiempo se detenga verde al ritmo de la respiración en los ojos mientras están sentados en una banca.




Al mismo tiempo y tan solo a unas cuantas estaciones en metro se llega a un barrio con personas de toda Asia, es un barrios rápido y con otros olores, donde las caras tienen expresiones que no logro identificar muy bien, con almacenes que tiene el nombre en japonés y en portugués, No entiendo el nombre en ninguno de los dos idiomas.




Me impresionan los mercados que tienen todas las etiquetas en japonés, donde venden sushi congelado, el periódico en varios idiomas pero solo te atienden en portugués, me encanta el sentimiento de no saber nada, de no saber cómo comunicarme, de no saber con seguridad donde estoy.






Cuando estaba en el avión y miraba las nubes tome la decisión de echar a un Tomas Caballero por la ventana, de dejar perdido en el aire muchas cosas de mí que deben cambiar, de generar un espacio en blanco en mis prejuicios, en mi personalidad sencillamente en mi forma de ser, y escribir nueva mente cosas que quiero aprender.






Las proporciones han cambiando, el paisaje es distinto, la gente es distinta, todo es distinto yo soy distinto, la música es distinta, los buses es distinto el aire es distinto, todo es distinto.





Me impresione en el parque cuando vi un fruto en un árbol que nunca había visto antes, recordé cuando Santi se impresionaba con las plantas.




Gracias a dios siempre hay algo en la vida que no te va a dejar de sorprender, y regresarte a los años donde el mundo era nuevo y no sabias nada.






Gracias al que se tomo el ratico para leer esto.

2 comentarios:

Drê dijo...

Querido!

Que inspiração ler seu blog!!! Obrigada por deixar as pessoas lerem isso!!

beijinhos
Drê

Alexandra dijo...

Caballero Tomas, soy una seguidora de tu blog, me encanta saber de ti, y leer tus narraciones, tu experiencia y querer tomar la experiencia de estar en otra parte de aprender y conocer cosas nuevas, me alegra que te tomes el tiempo de escribir gracias por hacerlo.